El mundo de los masajes eróticos es mucho más amplio de lo que solemos pensar. Si los usamos correctamente, no solo vamos a relajar y dar placer a nuestra pareja, sino que además vamos a conseguir muchos otros beneficios como la unión de las dos partes.

Y para demostrarte que todo eso es posible, vamos a hablar de los masajes eróticos y del juego preliminar. El masaje se puede añadir a los preliminares para conseguir que las dos partes estén listas para disfrutar de lo que vendrá después. Al fin y al cabo, cuanto más disfrutemos, mejor. Y con esta combinación todo nos va a resultar mucho más sencillo.

Usa las armas de seducción de los masajes eróticos

Para que la experiencia sea placentera y las relaciones sexuales no pasen a ser monótonas, lo mejor que se puede hacer es optar por añadir a los preliminares los masajes eróticos. Con los mismos es mucho más fácil conseguir buenos resultados y sorprender a la pareja. Y si no tienes pareja, siempre puedes acudir a nosotros y te daremos el masaje erótico que te permitirá sentirte en el mismísimo cielo.

Lo importante es usar las herramientas necesarias para conseguir que la pasión se desborde y así conseguir disfrutar de las mejores experiencias posibles. Y es que cuando la pasión hace acto de presencia, es mucho más fácil conseguir que el placer también esté presente.

¿Cómo dar masajes eróticos en el juego preliminar?

Actualmente se puede optar por realizar diferentes tipos de preliminares, pero lo que está claro es que cuando se incluye en los mismos el masaje, los resultados siempre son buenos. Por supuesto, todo dependerá del nivel del masajista, pero incluso si le das un masaje a tu pareja sin saber demasiado, la experiencia será muy placentera. Y eso se debe a que el nivel de excitación será alto.

Si notas que las relaciones comienzan a apagarse, no permitas que la rutina termina por apagar la llama del amor. Comienza a usar nuevas técnicas como la de usar el masaje en los preliminares y verás como la experiencia comienza a cambiar. Los masajes sensuales ayudan a que la llama del amor vuelva a resurgir. Eso sí, no lo debes aplicar de cualquier manera, te lo tendrás que trabajar un poco para que el resultado final sea el adecuado. Por ejemplo, algunas personas solicitar los servicios de nuestras masajistas, aprenden y luego aplican lo aprendido a su pareja. Y si no te atreves, puedes invitar a tu pareja a disfrutar de un masaje en pareja con nosotros y así disfrutareis y aprenderéis los dos a la vez.

Los masajes eróticos son más fáciles de lo que parecen. Hay que eliminar los miedos y estar dispuestos a aprender cosas nuevas para disfrutar. Una mente cerrada, siempre es una mente que no puede disfrutar ni dejar disfrutar.

Si quieres tener éxito, deberás estar dispuesto a innovar y probar cosas. Además, te recomiendo crear un ambiente agradable, poner música sexy a un volumen adecuado y eliminar de la estancia cualquier cosa que pueda distraer. Por supuesto, el masaje erótico siempre debe realizarse sin móviles ni relojes. Hay que dejar que las cosas surjan para que el éxito esté asegurado.

¿Qué partes se pueden masajear con el masaje erótico?

Ahora te vamos a mostrar las diferentes partes en las que deberás centrarte durante el masaje erótico. Así tendrás la certeza de que el preliminar será todo un éxito.

  • Cabeza: acariciar la cabeza es una buena opción para comenzar. En este caso se recomienda optar por la realización de un masaje suave y exótico en la cabeza. Las caricias son siempre de gran ayuda. Por ejemplo, puedes optar por masajear la frente con las yemas de los dedos o masajear el cuero cabelludo. Una combinación adecuada provocará relajación y excitación por partes iguales.
  • Espalda: puede ser interesante que posteriormente pases a la espalda, lo cual se suele llamar masaje californiano. Con caricias suaves por la espalda hasta llegar a las nalgas conseguirás una relajación extra de tu pareja. Haz diferentes movimientos para conseguir relajación y sobre todo excitación.
  • Pecho: de nuevo la imaginación deberá ser la gran protagonista. Siempre puedes comenzar haciendo movimientos circulares en cada pecho o seno en los diferentes sentidos. No aprietes, lo importante es la relajación. Además, mientras masajes, puedes jugar con los pechos para que el nivel de excitación sea todavía más alto. Los movimientos sensuales son siempre muy beneficiosos. La zona de la barriga también puedes masajearla para que el mismo sea más completo.
  • Nalgas: es otra de las zonas en las cuales puedes centrarte. Es importante que lo hagas con suavidad. Muchas parejas se centran en esta zona para posteriormente dar el salto a las zonas erógenas.
  • Zonas erógenas: es importante que vayas de menos a más. Recuerda, no hay que masturbar, solo excitar y relajar a través del masaje erótico. Como hemos comentado, lo vamos a tomar como preliminar. Tenlo en cuenta para evitar acabar la experiencia antes de tiempo.

Y como siempre decimos, el tiempo no debe ser nuestro enemigo. Tenemos que disfrutar al máximo para conseguir una buena experiencia. Cada pareja necesita de su tiempo, haz que las cosas fluyan para disfrutar.