La libido o el deseo sexual no es igual para todas las personas. En ocasiones, tendemos a pensar que tener una libido baja es sinónimo de problema, pero realmente no lo es. Pero si está claro que una persona puede intentar elevar su libido a niveles más elevados a través de remedios naturales.

En ocasiones, el deseo sexual no es el adecuado por diferentes factores. Por ejemplo, la ansiedad o el estrés son factores que hacen que una persona pierda el deseo sexual. Si no quieres que los niveles estén bajos, te vamos a mostrar una serie de formas naturales que te serán de gran ayuda a la hora de aumentar la libido. Son eficaces y se pueden poner en práctica a cualquier edad.

1- Cuidado con la ansiedad

Se ha demostrado que la ansiedad es uno de los grandes problemas a la hora de aumentar el deseo sexual de una persona. Normalmente solemos pensar que afecta más a los hombres, pero en realidad afecta de igual manera a hombres como a mujeres.

Un trabajo con un mal horario, con responsabilidades y con un nivel de estrés elevado hace que la persona se sienta estresada y en consecuencia pierda el interés real de tener una relación sexual. Incluso el propio estrés puede ser el causante de que una persona no se concentre en la relación o incluso pueda tener problemas de erección.

Por ese motivo, se recomienda dormir bien, tener un hobby, hacer ejercicio y tener una buena dieta para que la ansiedad se aleje y en consecuencia la libido sea la adecuada.

2- Mejorar la calidad de la relación

Se ha demostrado que muchas personas con el paso del tiempo pierden parte del deseo sexual por pensar que lo tienen todo garantizado. Pero no solo se produce por la rutina, también puede venir dada por culpa de una falta de estimulación en las relaciones íntimas.

Para conseguir que todo funcione mejor, lo que se suele hacer es planificar las citas nocturnas, realizar cosas fuera de la cama, planificar el tiempo juntos o hablar a fondo sobre las cosas de pareja. Todo eso afianza la relación y así disfrutar de unas mejores experiencias sexuales.

3- Dormir correctamente

Una de las cosas más importantes de nuestra vida es dormir. Si una persona no duerme bien, es una persona que no puede rendir bien.

Si el sueño es de calidad, la persona verá como el estado de ánimo mejorará y en consecuencia el nivel de energía será superior. Pero según los expertos, la libido va relacionada con la calidad del sueño. Esto quiere decir que, si una persona duerme más, esa persona tendrá un deseo sexual más elevado en el futuro.

4- Fijarse en los preliminares

Las malas experiencias sexuales también pueden provocar un descenso de la libido. Para evitar que eso vaya a más y en consecuencia el deseo sexual baje a niveles demasiado bajos, lo mejor que se puede hacer es optar por los preliminares. En muchos casos son de gran ayuda a la hora de obtener experiencias buenas.

Para comenzar, se recomienda tener un mayor contacto entre las personas y además usar juguetes sexuales, sin olvidarse de los besos. Los besos siempre son de gran ayuda a la hora de conseguir una mayor estimulación y en consecuencia aumento del deseo sexual.

Los preliminares son demandados por las mujeres, pero a los hombres también les puede venir bien. Son de gran ayuda a la hora de aumentar el deseo sexual.

5- Nutrición adecuada

Una dieta nutritiva puede ser de gran ayuda a la hora de ayudar al cuerpo a tener más ganas de tener una relación sexual. Una alimentación adecuada ayuda a que la circulación de la sangre sea la adecuada. También se consigue una buena salud cardiaca y en consecuencia la libido no disminuya.

La falta de energía provocada por la mala nutrición de una persona es señal clara que hace que la persona no tenga ningún tipo de interés a la hora de tener relaciones sexuales. En el caso de que la persona no tenga pareja, lo que suele suceder es que se aleja de otras personas y pierde el interés de estar en contacto con otras personas para tener relaciones sexuales. Para evitar ese problema, los expertos suelen recomendar disfrutar de una dieta rica en vegetales. También debe ser baja en azúcar y contar con una buena dosis de proteínas. Esa buena alimentación puede provocar que la libido se ajuste.

6- Ejercicios regulares

Se ha demostrado que el ejercicio regular también ayuda a que la libido mejore de manera adecuada. Según los últimos estudios, el ejercicio ayuda a reducir los niveles de estrés y en consecuencia hace que la persona esté en mejor estado físico para afrontar el día a día.

Al tener un buen estado físico, se consigue eliminar la ansiedad y se consigue aumentar la libido de manera importante. Sin olvidar que a través del ejercicio también se ayuda a conseguir un peso perfecto. Se ha demostrado que las personas con sobrepeso son más propensas a tener una disminución del deseo sexual.

7- Remedios naturales

Se puede optar por apostar por remedios naturales que hacen que la experiencia sea buena. Muchos estudios han demostrado que los remedios herbales pueden ser una buena opción, tanto para los hombres como para las mujeres. En este caso puede ser una buena opción tomar maca, tribulus, ginkgo o ginseng entre otros.

Eso sí, no hay que tomar las medicinas herbales sin control. Se recomienda ponerse en manos de un médico para que haga un estudio y dictamine si puede ser un buen remedio o no.

8- Terapia sexual

Si ninguno de los remedios expuestos anteriormente funciona, entonces lo que se debe hacer es ponerse en manos de profesionales. En ocasiones el problema puede venir dado por problemas psicológicos. Esos problemas pueden venir dados por muchas variables. Con la ayuda de un buen experto se pueden dejar de lado y en consecuencia volver a tener una libido adecuada.