Muchas personas nos han comentado que han escuchado hablar del sexo tántrico, pero no lo han puesto en práctica por desconocimiento o por diferentes mitos. Por ese motivo hemos decidido elaborar este artículo donde te vamos a informar de cómo alcanzar el clímax en las relaciones sexuales. Si pones en práctica los siguientes consejos, te puedo asegurar que las experiencias sexuales que vas a vivir serán diferentes y mucho más placenteras. Lo importante es saber que el sexo es mucho más que la penetración. Te lo demostramos a continuación.

Claves para disfrutar del tantra

Para poder disfrutar del tantra tenemos que conocer cuáles son las principales claves de la filosofía tántrica. Te las mostramos a continuación, así te será mucho más fácil llegar a la armonía y conectar verdaderamente con tu pareja.

Aceptación: es la primera regla de oro para disfrutar de las relaciones tántricas. No se puede disfrutar del tantra si no somos capaces de aceptarnos tal y como somos. Y para conseguirlo, solo tenemos que liberarnos de los prejuicios y sentirnos bien con nosotros mismos. Hay que olvidarse de lo que nos dicen para intentar hacernos daño.

Concentración: hay que vivir el momento y en consecuencia hay que aprender a estar concentrados en lo que estamos haciendo. Hay que abrir los cinco sentidos para disfrutar al máximo y aprender a olvidarnos del pasado y del futuro. Si realmente nos concentramos y vivimos el presente, podemos decir que estaremos capacitados para vivir una buena experiencia tántrica.

Expresión: siempre hay que expresar lo que se siente sin miedo al qué dirán. Hay que sentir y expresarse sin ningún tipo de tabúes, los cuales han sido impuestos para evitar que se hagan cosas que no se quieren que los demás hagan. Y para conseguirlo, hay que expresarse con la otra persona. Es la mejor manera para compenetrar y disfrutar al máximo. Recuerda, una persona feliz es aquella que es capaz de conocer sus defectos y sus virtudes y sabe aprovecharlos.

Movimiento: el movimiento y el fluir de las energías es clave para disfrutar de la verdadera experiencia tántrica. Para conseguirlo, hay que hacer todo lo necesario para concordar los ritmos junto a nuestra pareja. Una vez que se combinen los ritmos, será mucho más fácil comenzar a fluir la energía entre ambos. Y cuando se comienza a repartir la energía, se comienza a vivir experiencias que a través de la penetración nunca se podrían vivir.

Beneficios del tantra en los orgasmos

Hay que tener calor que a través de las prácticas tántricas se pueden vivir experiencias más satisfactorias y sobre todo se puede vivir con una mayor libertad.

Si ponemos en práctica una buena tendencia tántrica, podemos concluir que estas técnicas pueden ayudar a resolver buena parte de los problemas sexuales. Esto se debe a que muchos problemas no son sanitarios, sino que vienen de traumas o experiencias del pasado. Gracias al sexo tántrico, esos miedos se olvidan, se sobrepasan las barreras emocionales y en consecuencia se puede vivir de la verdadera experiencia. Lo importante es relajarse, tomárselo con calma y comenzar a ver como la energía fluye. El presente se encargará de que todo fluya y los resultados sean un éxito.

Se ha demostrado que también ayuda a conseguir una mayor lubricación natural, a la vez que el orgasmo se presenta como una opción mucho más probable. A través del tantra se puede conseguir a que haya un mayor intercambio de energías, lo que significa que al hombre y sobre todo a la mujer les costará mucho menos llegar al clímax. En ocasiones la falta de estimulaciones son las que impiden que el orgasmo pueda ser una realidad.

Otro punto positivo del tantra es que a través de los orgasmos también podemos ver como nuestra salud mejora de manera considerable. Hay que tener en cuenta que para disfrutar de una buena relación tántrica, la respiración es fundamental. Al respirar, el cuerpo se oxigena de manera adecuada y en consecuencia el cuerpo se ve beneficiado. Si a eso le sumamos la energía que intercambiamos con la pareja, podemos concluir que el cuerpo se ve muy beneficiado. Especialmente se ve beneficiado el sistema inmunitario, el cual se refuerza. Eso hace que sea mucho más fácil luchar directamente contra los problemas sanitarios.

El orgasmo es igual para el hombre como para la mujer. En cierta manera se puede decir que empodera a ambos sexos de manera igualitaria. Al no haber una persona sobre otra, eso hace que ambas partes estén felices y la autoestima ayude a que la experiencia sea mucho más satisfactoria. Si nos basamos en la filosofía tántrica, nos damos cuenta de que el equilibrio de energías es fundamental para obtener buenos resultados y disfrutar de los orgasmos. Y eso no podría ser posible si una de las partes se intenta superponer a la otra. En ese caso, el equilibrio se rompa y el tantra no podrá ser efectivo. De aquí que en ocasiones cueste un poco equilibrar las energías.

Cuando hablamos de relaciones sexuales, rápidamente pensamos en la penetración. Pero el sexo es mucho más que eso. Un ejemplo lo vemos en el tantra. No se centra en la penetración y hace que los orgasmos sean mucho más sencillos para ambas partes. Una vez más, esto se debe a que la energía es mutua e igualitaria para ambas partes Y es que el objetivo del tantra es conseguir una doble unión. Física y mental.

¿Cuál es el objetivo del tantra?

El objetivo primordial de una buena técnica tántrica es el placer, dejando de lado la eyaculación. Los verdaderos expertos en tantra saben que la eyaculación es una pérdida de energía. Por ese motivo, siempre hay que aguantarla para disfrutar de la experiencia el máximo tiempo posible.

No olvides que para disfrutar al máximo, es importante el contacto visual con la pareja, apostar por el tacto, cambiar los ritmos y explorar al máximo el uno del otro.