Para disfrutar de la verdadera experiencia sexual, hay que eliminar de la cabeza el “aquí te pillo, aquí te mato”.  Para disfrutar de la verdadera experiencia es fundamental amar lentamente. Las cosas que se hacen a fuego lento se disfrutan más y sobre todo saben mucho mejor.

Lo mismo pasa con el sexo tántrico. Se hace poco a poco y bajo ningún concepto las prisas son las grandes protagonistas, la experiencia será impresionante.

Para disfrutar del verdadero placer del sexo tántrico, lo mejor que se puede hacer es poner en práctica algunas de las siguientes claves. Sin ellas, será complicado obtener buenos resultados, lo cual no nos interesa.

1- Con poco sexo, mucho mejor

Como indican los profesionales del sexo tántrico, para disfrutar de una buena experiencia, con poco sexo es más que suficiente. Es más, algunos tienden a decir que, para disfrutar, cuanto menos sexo, mucho mejor.

Para poder disfrutar al máximo, lo mejor es acumular la energía. Para conseguirlo y así triunfar con la experiencia, nuestros expertos recomiendan tener relaciones sexuales una vez al mes. De esa manera la energía acumulada será tan grande que fluirá y provocará un grado de placer que no se puede explicar con palabras.

2- Practicar el sexo en un lugar adecuado

Para disfrutar de una buena sesión de sexo tántrico, es vital practicarlo en un lugar adecuado. No vale con decir, aquí mismo. Siempre hay que preparar la estancia para que todo salga correctamente.

Por ejemplo, si vas a disfrutar del sexo en el dormitorio, entonces lo mejor será que lo conviertas en un pequeño santuario del amor. Para conseguirlo, solo tendrás que añadir velas románticas, añadir pétalos de rosa y usar aceites y cremas para masajes.

Otro truco que suele dar muy buenos resultados es añadir música suave de fondo. Elegir la música es importante para poder tener la certeza de disfrutar de una buena experiencia.

Para darle un toque más romántico y tántrico, no olvides poner en la habitación jugos y frutas. El objetivo de las mismas es conseguir nutrientes e hidratación en las pausas. Recuerda, una sesión de sexo tántrico se puede alargar bastante en el tiempo y pueden ser de gran ayuda.

Por supuesto, hay que eliminar cualquier cosa que pueda hacer que la persona se distraiga. Hay que olvidarse de lo que hay fuera de la estancia. Hay que retirar móviles, relojes… el tiempo es vuestro y está para que lo disfrutéis sin ningún tipo de prisa. Si hay prisa, la experiencia no podrá ser ni parecida.

3- La respiración es fundamental.

Aprender a controlar la respiración es fundamental para conseguir unos buenos resultados. Cuando se disfruta de una buena sesión tántrica, los gritos y las palabras no deben estar presentes o se romperá la armonía que se busca.

Para obtener buenos resultados, hay que centrarse en la respiración, la cual tendrá que llevar el ritmo de la propia relación sexual. Si no eres capaz de controlar la respiración, para un rato, siéntate en la cama y comienza a respirar de manera pausada. Notarás cómo comienzas a controlar tu cuerpo y comenzarás a sincronizar cuerpo y alma.

4- No te olvides de las caricias

Como podrás comprobar de primera mano, para que la experiencia sea muy buena, las caricias se deben convertir en una herramienta fundamental. Si aprendes a meditar y sobre todo a respirar, luego las caricias las podrás disfrutar mucho más.

La respiración hace que nos volvamos más delicados, por lo que notamos más cada movimiento que hace nuestra pareja sobre nuestro cuerpo. Además, para evitar roces desagradables, lo mejor es aplicar aceite de masaje por todo el cuerpo. No se recomienda aplicar en los pechos ni en los genitales.

Para obtener buenos resultados, nuestros expertos nos comentan que lo mejor que se puede hacer es practicar durante un cuarto de hora y luego tomarse una pausa. Pasada la pausa, volver a disfrutar de las caricias, mirarse a los ojos y besarse, pero sin tocarse de manera directa en esta ocasión.

5- Los besos son super importantes

Si para el sexo tradicional los besos son una herramienta importante, podemos decir que para el sexo tántrico son todavía más importantes. Para que los mismos creen todavía más excitación, lo mejor que se puede hacer es no perder el contacto visual. No hay nada que excite más que una mirada penetrante y profunda.

Cuando se realizan los besos, no solo hay que centrarse en la cara, sino que hay que darlos por todo el cuerpo. Por supuesto, no hay que olvidar que todos los besos deben ser dados con ternura y sentimiento. Ese sentimiento es transmitido a la otra persona a través de la energía y se traduce en placer y bienestar.

6- Penetración tántrica

Sí, el sexo tántrico también cuenta con penetración. Pero solo se debe realizar cuando haya pasado mucho tiempo y se haya disfrutado de todos los pasos anteriormente mencionados.

Hay algunas parejas que quieren disfrutar al máximo, por lo que no finalizan la experiencia con la penetración, la cual acaba con el sexo.

Por otra parte, se puede decir que la penetración del tantrismo es estática.

7- El orgasmo es el último punto

Finalmente, llegamos al último punto y el más esperado. El orgasmo viene preparado con una dosis de placer muy alta, gracias a que se ha acumulado mucha energía que se expulsa en ese mismo momento.

Para que la experiencia sea lo más placentera posible, lo mejor es posponer el orgasmo lo máximo posible. Al principio no es fácil, por lo que se recomienda hacer ejercicios de respiración, caricias sutiles e intentarlo muchas veces. Con la práctica todo es más fácil.

Como nos informan los expertos, para sacarle el máximo partido a una sesión tántrica, una sesión de dos o tres horas puede ser la mejor opción. Durante ese tiempo los cuerpos ya se han fusionado en uno y la excitación no puede ser superior.